miércoles, 10 de abril de 2013

Encuentros con la magia.

Bárbaros, demonios y brujas.

Un tema común de la mitología del sureste asiático consiste en el encuentro con un poder mágico, en muchos casos representado por las fuerzas oscuras del mal o la barbarie que se oponen a la sociedad civilizada. Por lo general, estas fuerzas adoptan forma humana o semihumana, y pueden tener carácter masculino, como el espíritu Moyang Melur, mitad hombre y mitad tigre, o femenino, como Bota Ili.

La feroz diablesa balinesa Randa encabeza una banda de brujas malas que tienen un antagonista inmortal en el rey de los espíritus, Barong. Suele representársela casi desnuda, con larga cabellera y largas uñas en las manos y pies, como garras. En Bali, unos bailarines enmascarados ponen en escena el combate entre estas dos potencias mágicas. El nombre rangala significa viuda, y algunos expertos opinan que deriva de una reina balinesa del siglo XI, Mahendradatta, obligada a abandonar la corte por su marido, el rey Dharmodayana, por supuestas prácticas de brujería contra su segunda esposa. Se cuenta que cuando murió Dharmodayana, Mahendradatta persiguió a Erlangga, hijo de ambos y sucesor de su padre en el trono, por no haber disuadido al rey de que tomara otra esposa. Intentó destruir el reino con artes de magia negra, a consecuencia de la cual murió la mitad de la población, víctima de la peste, antes de que fuera derrotada por la magia superior de un hombre santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario